Respuesta a la señora Elbi Olalla

A raíz de un comentario enarbolado por la señora Elbi Olalla es que escribo esta nota. Antes que nada me gustaría explicarle a la señora que lo que es el Mendolotudo para mí, Bomur, dueño del 50% de este pasquín. El otro 50% es de mi socio Conep.

Señora, el Mendolotudo es una web mendocina, hecha por mendocinos para mendocinos. El contenido se centra en el humor, en todas sus formas, pero también escribimos sobre música, cine, ciencia, ciencia ficción, mitos urbanos, relatos porno, cuentos cortos y hasta novelas. Absolutamente todo el contenido es de nuestra autoría, no copiamos nada de ningún lado, ni siquiera ideas, motivo que nos enorgullece. No nos banca nadie y no ganamos nada haciendo esto.

¿Cuál es el gran problema del Mendolotudo? Pues carecer de una línea editorial definida, pero eso tiene dos motivos claros por lo cual no lo hacemos:

1- Todos los escritores somos amateurs, escribimos por amor al arte, pero tenemos otros trabajos y otras profesiones diferentes a la escritura, no somos ni periodistas ni comunicadores. Lo empezamos haciendo 2 en el 2010 y hoy somos más de 40 personas enfundadas en más de 50 personajes. No ganamos dinero haciendo esto, sino satisfacciones personales, por ese motivo, quien ingresa al staff tiene amplia libertad de escribir lo que guste, lo que quiera y como quiera. Una vez dentro, se hace esclavo de sus palabras y es libre de opinar como guste.

2- Al ser un grupo que escribe de onda y por amor, cosa que muchos no entienden, y no pagarles plata, carecemos de la caraduréz de encima limitarlos a escribir lo que a nosotros nos parezca. Esa libertad se aspira en el ambiente y es lo que nos mantiene unidos como grupo y felices con lo que hacemos.

Le comento que el promedio de las edades de los que hacemos este pasquín es de 27 años, entonces escribimos como hablamos. Les decimos “negro” a las personas de color, “gordo” a los obesos y “puto” a los gays, como cualquier persona de nuestra edad hace. Pero le cuento algo señora, el hecho de tildar de “Estimuladores de prejuicios, misóginos, cobardes , homofóbicos y discriminadores” por decir “negro, puto o gordo” es algo propio de su generación, cuando estas palabras no eran de lenguaje cotidiano sino claramente ofensivas. ¿A qué voy con esto? A que si nosotros, o sus hijos por ejemplo, le dicen “negro, gordo o puto” a alguien, no lo está haciendo con la saña que usted fabula, sino porque hablamos así, porque la gente común, corriente y vulgar (como nosotros) habla así y jamás lo hacemos con carácter ofensivo o demagógico. Cometo el error de pensar que gente de su edad y su envestidura debería comprender que no lo hacemos ni de fascistas, ni de nazis, ni de homofóbicos, xenofóbicos o misóginos, temas que sinceramente nos chupan un huevo desde El Mendolotudo.

Muchos piensan que porque estamos en el lugar que estamos tenemos que “cuidar” la forma en la que escribimos, ¿sabe que señora? Jamás pensamos llegar donde llegamos, ¿sabe cuánto hemos invertido en publicidad y propaganda? Cero pesos, cero, nada. ¿Qué culpa tenemos de que la gente nos lea, de que se divierta con lo que hacemos o de que nos sigan? Más de 10.000 seguidores en Twitter, casi 20.000 en Facebook y un promedio de 5.000 visitas diarias en nuestra web sin gastar un solo centavo le deben demostrar que tan mal no hacemos lo que hacemos. No tenemos la culpa de que la gente nos elija, de ser populares. ¿A usted no le gusta que compren su música o que la pasen por la 100.9?

Seguramente pensará que es de pedo lo que logramos, que estamos justo en el lugar justo, y si… tiene razón, nosotros también pensamos lo mismo e incluso nos cuesta horrores creerlo. Pero también estamos cansados de lo aburridísima que es esta provincia, de lo embolante que es todo lo relacionado a los medios de comunicación, literatura y humor que hay hasta ahora en la actualidad, todo es aburrido, mediocre y malo. Estamos hartos de importar humor porteño, de los diarios pacatos y correctos de la provincia, nos aburre el humor menduco conocido, nos cansa la hipocresía, el conservadurismo y la solemnidad que nos cubre. Estamos convencidos de que hay talentosísimos pendejos mendocinos escribiendo en blogs pedorros y es en El Mendolotudo en el lugar que pueden ser leídos, comentados y criticados.

No nos molesta en lo más mínimo que usted y todos los señores que apoyaron su comentario nos critiquen cuanto gusten, incluso tienen las puertas abiertas para crear una nota explayándose en su odio, tal como lo hizo en su momento Enrique Rosi, con su nota “Motivos por los que me da asco el Mendolotudo” (click acá pare leer la nota). Al final de la nota le dejo las vías de comunicación para hacerlo. Me cumpliría un deseo si se extiende en su denuncia y me comenta porqué piensa que somos “Estimuladores de prejuicios, misóginos, cobardes, homofóbicos y discriminadores”. Eso sí, le recomiendo que lea el contenido de la nota, no solo el título, no vaya a ser que le salga el tiro por la culata y se dé cuenta de lo al pedo que habló.

Somos mendocinos señora, escribimos como nos gusta y porque nos gusta, lo hacemos como mendocinos, hacemos alusión a todo lo que pensamos y decimos como menducos, tenemos todos los defectos y virtudes que tienen cada uno de los integrantes de esta provincia, nos quejamos y criticamos a todos los que nos pinta. No hay ningún partido político ni organismo privado que nos ponga un mango por lo que hacemos, lo que ganamos en publicidad de esta web apenas alcanza para cubrir los costos de hosting. Somos libres y nadie nos limita a hacer abuso de este libertinaje, porque nadie nos baja líneas, nadie nos compra ni nos dice que o como escribir, en todo caso lo deberíamos hacer con Conep, por ser los dueños y nos soba la mampostería hacerlo.

Y señora, por cada una solemne, criticona y conservadora persona como usted, que cometen la hipocresía de ser ávidos consumidores de la revista Barcelona y no se pierden un programa de Peter Capusotto, pero estallan de ira al leernos, vienen miles y miles de personas que disfrutan de lo que hacemos, el humor es como un vino, no existe “el mejor” sino el que te gusta, así que le guste o no, nos lea o no, se ría con nosotros o no, tiene que reconocer que hemos llegado lejos haciendo lo que hacemos, hemos sido los primeros, hasta ahora los únicos, la gente nos sigue por todas partes y dentro de poco, vamos a llegar a lugares tan lejanos que usted no se lo va a poder imaginar.

“Vergüenza” es robar, es mentir, es matar, vergüenza es hablar de pobres vestido como reyes, vergüenza es empuñar el violín con la zurda pero tocarlo con la derecha, vergüenza es el analfabetismo y el hambre, vergüenza es coartar la libertad de expresión y acción.

Si lo que le causamos es “vergüenza, tristeza y repudio” tan solo por esta simple página web popular, le recomiendo que recorra el norte del país, o más fácil prepare los pañuelos, el rubor e inscríbase en clases de yoga porque usted ni se imagina lo lejos que queremos llegar.

Le mando un gran abrazo y un beso y le dejo las vías de comunicación para que usted o cualquiera de las serias y correctas personas que la apoyaron nos escriban lo que gusten, ¡estamos impacientes por leerlos!:

[email protected]
[email protected]otmail.com

LadranSanchoseñal que cabalgamos


 photo encuesta_zps6cd8d4ea.gif

También podes leer:
Escribir malas palabras

El año pasado escribíamos:
Necesitamos actores para radioteatros

ETIQUETAS: