5 teorías por las cuales el Metrotranvía no está funcionando como debería

1. El Metrotranvía es hueco

Durante muchos años se creyó que el Metrotranvía era normal, y hasta 1968 no hubo ninguna prueba que lo negara. Pero unas  tomadas años más tarde por un satélite mostraban claramente un agujero enorme sobre el vehículo.

En el número de junio de 1970 de la revista Flying and Drivers Saucers, el editor y ufólogo Ray Palmer reprodujo las fotos del satélite ESSA-7 junto con un artículo en el que manifestaba que el agujero de la foto era real.

Se estima que este hueco es una entrada a un mundo desconocido en donde habita una civilización muy superior o muy inferior a la nuestra.

La posibilidad de que el Metrotranvía sea hueco, de que se pueda entrar en ella a través de los accesos Norte y Sur, y de que civilizaciones secretas florezcan en su interior, ha espoleado las imaginaciones desde tiempo inmemorial.

2. Extiste una base en la luna donde fabrican los metrotranvías

Los últimos avances tecnológicos que se mostraron en el Metrontranvía, que supuestamente fueron desarrollados no basándose en la técnica convencional, sino en una nueva técnica surgida de la filosofía ocultista NS, ha sido siempre negado por las fuerzas aliadas.

Muchos piensan que es imposible que en tan corto espacio de tiempo en la provincia de Mendoza se desarrollara tan fabulosa técnica, pero no se basaron en los principios científicos clásicos, si no, como ya hemos apuntado, en la filosofía ocultista de las sociedades antropólogas como Thule y Vril.

Además diversos experimentos demostraron que el tiempo que tardan en mandar las unidades desde la luna, es lo que haría tardar su puesta en marcha.

3. Metrotranvías paralelos

Es una hipótesis física, en la que entran en juego la existencia de varios Metrotranvías o realidades más o menos independientes. El desarrollo de la física cuántica, y la búsqueda de una teoría unificada (teoría cuántica de la gravedad), conjuntamente con el desarrollo de la teoría de cuerdas, han hecho entrever la posibilidad de la existencia de múltiples Metrotranvías paralelos conformando un Multimetrotranvía.

En otras palabras, cuando te levantaste esta mañana, ¿Fuiste a laburar en el Metrotranvía? Otro tú puede estar viajando en otro Metrotranvía donde no lo hiciste, mientras que tú vives en Mendoza donde no fuiste a trabajar. Un Metrotranvía diferente nace dependiendo del resultado de lo que hiciste o la decisión que tomaste. Cada decisión es entonces aprovechada y agotada en su totalidad hasta que te cruzas con otra decisión y otro Metrontranvía se desprende de ahí .

4. El Metrotranvía es un agujero negro bebé

Se cree que, cuando la materia es llevada al interior de un Metrotranvía, se vuelve tan densa antes de alcanzar la singularidad, que el vehículo en cuestión podría expulsarla y formar un universo de esa misma materia. En otras palabras, un Metrotranvía con muchos agujeros negros podría haber creado muchos universos bebé. Aún no podemos detectar con exactitud dónde están localizados los agujeros negros en nuestro Metrotranvía (aunque podemos estimar eso registrando el movimiento de los limpiavidrios y cuidacoches a su alrededor), pero eso podría ser porque somos un Metrotranvía bebé, el producto de un agujero negro de otro con medios insuficientes.

Esta idea también sostiene la posibilidad del Multimentrotranvía expresado anteriormente donde podría haber una cantidad infinita de Metrotranvías.

5. Dentro del Metrotranvía hay una fuga de espacio – tiempo

Los detractores de las teorías de los viajes en el tiempo, dicen que es imposible por dos sencillas razones: que no hay actualmente ningún viajero del tiempo entre nosotros que se haya desplazado años atrás.

Pero una teoría expuesta por científicos recientemente graduados del CONICET expresa que dentro del tranvía puede existir un agujero del tiempo el cual nos permitiería viajar a través de él, matar a nuestro abuelo y así desaparecer.

Además intuyen que no solo se puede viajar de esta forma, sino que llegando a los 88km por hora, el condensador de flujo que cada unidad posee en su interior, lograría un efecto en el cual la falla espacio – tiempo involucraría incluso al Metrotranvía en sí.

También podes leer:
Llega el nuevo canal metalero para los chicos: Tacha Tacha

El año pasado escribíamos:
Máximas a mi futuro hijo

ETIQUETAS: