Arcano 15 y 21

ARCANO XV Y XXI: EL DIABLO Y EL MUNDO

Sentada sobre su vientre eterno, tenía mi trono en su centro.
Yo, su reina cornuda.
Él, mi testuz y luna.

Cabra ciega de pasión, me encarna sin cantar su canción.
¡Alabanzas y aquelarres en su honor!
A él, mi fiel predador.

Sucumbe en mi mundo su diablo, sacude a mi diablo su mundo.
De mis palabras, su ser oriundo.
De mi oriundo ser, su vocablo.

Arcano quince y veintiuno, espero el solsticio de verano.
Dadme a mí, su rey mundano.
Dadle a él, mi ser profano.

El fuego de mi esencia quema al fin su resina.
Llegó a mí la voz vecina,
de quien llama con prudencia.

Chispeante llama ardiente, tardío sol naciente.
Beberé de ti tu simiente.
Eterna, mía, indecente.

Dadme su león y su buey, dadme su juez y su ley.
Dadme años y sueños.
Dadme fuego y serás dueño.

De mí,
tu bruja enamorada.
De ti,
mis sueños de alborada.
Por mí,
sello en tu piel labrada.
Por ti,
dos cartas enlazadas.