Mi mamá luchona

Mamá es una mujer que todo lo puede. Se despierta primero para prepararnos la ropa, luego nos hace la comida y me lleva a la escuela, después se va a su trabajo. Llega cansada, lo…

Pandemónium mental

Son las dos Reflexiono sobre los comportamientos de un niño, un adolescente, quizás un adulto. Cuantas cosas se le cruzan a las personas por la mente pero no se detienen a meditarlas. ¿Hasta qué punto…

Cannabis colectiva ¿cuántos somos?

¡Hola gente! Somos Cannabis colectiva, por ahora un grupo anónimo de preguntones sobre el tema del cannabis recreativo en Mendoza. Hemos observado que invisibilizar el consumo de cannabis es el primer mecanismo del gobierno para…

Mi lucha diaria

Alarma... ¡Vamos que vos podes! Así comienzan mis días, 07:00 de la matina. Despierto de manera esforzada, como si mil kilos me aplastaran, pero no, solo es la sabana y el cubrecama. Abro mis ojos…

El rugby está enfermo

En los recientes días he leído todo tipo de comentarios acerca del homicidio de Fernando Báez Sosa acaecido en la Ciudad de Villa Gessel a manos de una patota de "rugbiers". La calidad y tono…

Una noche ardiente en la playa

Una de las ventajas que ofrece el verano para aquellos que vivimos cerca de la playa, es que te permite divertirte tomando unas buenas bebidas frente al mar, mientras te relajas con la vista maravillosa…

Ciencia ficción y sociedad

El día 15 de enero el mundo recibió con sorpresa la renuncia del Primer Ministro ruso Dmitry Medvedev, acompañado también por importantes miembros del gabinete. La noticia se da en un contexto en el que…

Maten al rugby

El último crimen cometido por una banda de chicos violentos contra otro que no se sabe muy bien qué hizo para alterarlos (no es excusa, pero nadie dice por qué empezó la pelea adentro del…

No invites a nadie a casa

Mi nombre es Analía, soy viuda, tengo dos niñas gemelas de 6 años, hace tiempo fuimos a una fiesta que hizo una vecina, ella vive cruzando la calle del cementerio. En la fiesta mis hijas…

Mi primera vez… en el casino

Después de un medio día agitado en la facultad, me subí al auto sin saber muy bien a donde ir, por que el ambiente en mi casa estaba medio caldeado. Cualquier persona normal hubiese ido  …

El vuelo del colibrí

Se llamaba Juan De La Cierva y, quiso el destino, que fuera testigo de algo asombroso. Cierta tarde, mientras disfrutaba de su jardín, en la Murcia natal, quedó absorto ante la contemplación de un ave…