Autor: Viejo de la Bolsa

Viejo de la Bolsa

Las 8 comidas mendocinas más añoradas

Si algún día llegas a elegir un lugar distinto a Mendoza para vivir vas a extrañar muchas cosas. Entre ellas la familia, los amigos, tu novia, tu perro, la montaña, la tonadita que no sabés que tenés, el olor a tierra, el viento Zonda, Ferchu Hidalgo, en fin, la lista se puede hacer muy larga.…

Viejo de la Bolsa

Regalito Peruano

A unas 6 horas en bondi desde Lima, hacia el norte, hay una ciudad llamada Huaraz. Es la capital del montañismo de altura de la Cordillera Blanca, según dicen la cordillera tropical más alta del mundo. Moles enormes de roca cubiertas por glaciares de miles de años se presentan por doquier. Es una parte poco…

Viejo de la Bolsa

El Fulbo, mi Pasión

Es realmente una bendición divina vivir en un país donde el deporte masivo por excelencia es el fútbol. Cada día cuando me levanto agradezco a todos los creadores de todas las religiones haberme permitido nacer en un lugar donde el fútbol es el eje social y deportivo del 99% de las familias. No hay laburo…

Viejo de la Bolsa

Atila, el campeón del circo

Los circos siempre han sido una caja de sorpresas. Basta con que llegue uno a la ciudad para que la gente tenga curiosidad por mirotear las jaulas que bajan y ver qué bichos han traído. No es lo mismo un circo con tres monos cagados de hambre que otro con leones, tigres y hasta un…

Viejo de la Bolsa

Viajes en Bondi: Maldito Chofer

Hoy te tocó a vos papá, tiburón, mostro. Luego de dedicarme a diversos temas bondileros, hoy le toca el turno a ese personaje infaltable: el fercho. Ningún bondi está ajeno al chofer que lo maneja, y por ende este individuo es responsable en gran medida de las vivencias que podemos tener en uno de estos…

Viejo de la Bolsa

Reivindiquemos la Garcha

Me  hinché las pelotas. No importa cuántas vueltas le demos al asunto, me niego a seguir siendo cómplice silencioso de una injusticia histórica como esta y todo por basarme en un supuesto sentido del decoro. No va más. Se finí. Al que le guste bien, y al que no que se cuelgue de esta y…

Viejo de la Bolsa

Pocas Pulgas

Madrugada de Sábado, 1.00 am. Hace unos años. La esquina está como siempre a esta hora, bastante pelada. Sobre Colón circulan algunos autos hacia la Arístides. Sobre 25 de Mayo poco y nada. Hace diez minutos que estoy esperando el último 15 de la noche que me lleve de vuelta a mi casa. Perderlo significaría…

Viejo de la Bolsa

Pesca (anti) Deportiva

 Heme aquí frente al bendito teclado, con una idea que me brota del balero sin que pueda ya contenerla. Se trata de algo que tengo hace tiempo en la cabeza pero fue resucitado por una charla reciente. Actualmente uno se encuentra con mucha farsa de la onda verde por todos lados, mucha ecología, mucho…

Viejo de la Bolsa

¿Y por qué no se va todo al carajo de una vez?

Pregunta recurrente en la mente de tantos, o de tan pocos. Por qué no estalla todo a la mierda, se desintegra completamente hasta que solo queden unos yuyos chamuscados en el horizonte, sin nada vivo que pueda tener siquiera un último estertor antes de convertirse en polvo? Después de todo la entropía tiende a infinito……

Viejo de la Bolsa

Sobre tiros y tiroteos

Cualquier período de la historia se puede interpretar de mil maneras. Pero las interpretaciones pierden valor si no logran sincerar lo que realmente sucedió. Lo que propongo a continuación es una interpretación personal de una época de la Argentina que considero dolorosamente infame, con un inicio que puede ser más o menos difuso en cuanto…

Viejo de la Bolsa

Un vikingo en el bondi

Siguiendo con las aventuras bondileras de quien suscribe, ya entramos en la parte de los casos más asombrosos. Esos que cuando te van pasando te quedás mirando con cara de “¿esto es joda?” y relojeás para ver si alguien se te está cagando de risa, porque ya suena a mucho. Cierto día de Enero, llego…

Viejo de la Bolsa

El Gordo Volador

Qué decir del Gordo antes de decir que el Gordo es por sobre todo, un Grande. El Gordo es un guerrero incansable cuyo único objetivo es vencer a su enemigo. Y para esto entrega todo lo que tiene. Las noches se convierten en una calma eterna que se fractura ante el sonido estridente del teléfono.…

Viejo de la Bolsa

La Vieja Ortiba

Siguen las peripecias de nuestro Viejo de la Bolsa y sus odiseas de colectivo (Hace click ACA para ver la primera parte del viaje). Cuando viajás en coche semicama (2 + 2), no podés estar solo como me gusta a mí, por lo que siempre elegía pasillo. (Podés leer acá la nota anterior donde explico…

Te gustó? Compartí