¿Cómo levantan las mujeres de hoy en día?

Para que entiendan, las mujeres somos enroscadas para absolutamente todo excepto cuando nos gusta alguien. Es ahí, en ese momento cuando dejamos salir a la loba del armario (como dice mi amiga Shakira que tiene un marido más bueno que leer la mente) y nos dedicamos exclusivamente a la conquista del hombre que nos robó el sueño.

Existen varias formas para llamar la atención del chico que nos gusta ya que nosotras no nos resignamos a ser solo amigas. ¡Queremos guerra! Y es exactamente lo que vamos a obtener.

No existe un hombre sobre la tierra que no se haga el rico cuando sabe que está más fuerte que aliento de perro y esto los vuelve aún más atractivos (al menos para nosotras) porque como ya dije en otra nota, nos encanta lo difícil, lo complicado.

Y cada vez que nos decidimos por comenzar la conquista no tenemos mejor idea que recurrir a las siguientes cosas:

Megustearles todo

Si lo tenés de amigo en facebook es inevitable que le stalkees la biografía desde que estaba en la secundaria en adelante y le pongas “me gusta” hasta al estado donde anuncia la muerte de su abuelo cuando él tenía doce años. Y como sos menos disimulada que tu amiga cuando pasa el chico que te gusta le “megusteás” todo ¡el mismo día! y el flaco entra y tiene 58 notificaciones y son ¡todas tuyas! así que pueden pasar tres cosas:

1- Te escriba y te declare todo su amor, se casen y te haga 3 hijos y tu cuerpo quede intacto.

2- Piense que sos una loca y posible asesina pasional en potencia.

3- Te denuncie a la policía, te elimine y bloquee de facebook y te escrache por todos lados por lo pesada.

Hablarles al chat por cualquier cosa

Es evidente que las mujeres molestamos por cualquier cosa y a esto lo usamos como intento de seducción. Para ello, recurrimos a estrategias poco disimuladas pero que sin dudas van a hacer que al flaco le caiga la ficha de que le tenés más ganas que tu amigo a tu hermana la más chica.

1- Si sos compañero del colegio o de la facu te van a preguntar por las materias que cursan ese día y sobre qué tarea hay que hacer (aunque sepa que sos el que menos sabe del curso).

2- También son frecuentes los chats con preguntas tipo ¿cómo estás? ¿qué hacés? ¿estás solo en casa? ¿te molesta si te saco una foto para ponerla en la cabecera de mi cama? ¿ese bóxer lo llenás con papeles o ese paquete es todo tuyo? Entre otras.

Vestirte provocativa para verlo

No importa que el ambiente donde se crucen sea el cheboli o en la facu, a vos lo único que te importa es verte bien perra para que te mire y muera por vos. Poco vas a conseguir si el flaco te ve como su amiga y madrina de sus futuros hijos. Si no es el caso pueden suceder tres cosas:

1- Te vea y muera de amor por vos al instante.

2- Te vea, le gustes mucho, le entregues la cachufla la primera noche y chau pichu.

3- Te ignore porque la mayoría se viste como vos esa noche y por parecer recién salida de la zona roja.

Mirar su foto de whatsaap constantemente

Lamentablemente antes podías deleitarte con la belleza del susodicho con tranquilidad, hasta que actualizaste la aplicación y ahora si querés ver su foto posiblemente lo llames “sin querer” (queriendo). El pibe, ante esta situación puede reaccionar de dos maneras:

1- No se de cuenta de que lo estabas ojeando al mirar su foto y posiblemente planeando algún embrujo para que te entre como peronista a 678.

2- Se de cuenta, se haga el rico y vos te quedes con cara de podar yuyo por el papelón que acabás de hacer.

Ignorarlos

Estás muerta por él y creés en la posibilidad de que si lo ignorás te va a ir a buscar cual princesa que acaban de desvirgar pidiéndote casamiento y tramitando los hijos. Pero en realidad pueden suceder dos cosas:

1- Le puede chupar un huevo.

2- Le chupa un huevo y además te puede considerar una loca de mierda por hablarle por dos semanas seguidas y de repente desaparecer como tus tetas, por ejemplo.

En fin, existen otros métodos para despertar en los hombres algún otro sentimiento pero los otros funcionan y como a nosotras nos encanta lo difícil recurrimos a estos. No voy a generalizar pero son muy pocas las minitas que les dicen de una que quieren ir a los bifes si esperan tener una relación seria, sino ¡vamo nomá!. De lo contrario, si te hacés la superada posiblemente termines en el telo “La luna” lamentándote por la hora de placer que te dio el flaco y que a causa de tu desesperación no se va a repetir.

Por eso mi adorada, todo bien con la libertad y la igualdad pero a la vista está que a los hombres les gustamos difíciles y locas. ¿Por qué vamos a hacer todo lo contrario?

Les amo hasta que les funcione alguna técnica.

ETIQUETAS: