Con el loro sobre el hombro

Cuando escuchamos hablar del loro en el hombro, rápidamente pensamos en algún tipo de pirata. ¿A que no referimos con piratas? Una gran porción del porcentaje femenino piensa en hombre mujeriego, el típico traicionero, en cambio el porcentaje masculino piensa en fiestas, mujeres, juegos de azar, «Las Vegas».

Pero yo tengo un pensamiento diferente. Para mí el loro sobre el hombre simboliza la adolescencia de una persona joven.

Una vez en un concierto al que se podía ir disfrazado, un chico hizo referencia a mi disfraz de pirata y dijo «¡¡No!! vos estas en los mejores momentos con el loro en el hombro, yo tuve que dejar a mi loro atrás» al principio no entendí pero después, al pasar el tiempo entendí que se refería a mi juventud, a mi adolescencia. Todos tenemos una adolescencia algunos la disfrutaron más, otros poco y algunos solo tuvieron algunas que otras experiencias esporádicas.

Yo por ejemplo, de los trece hasta los dieciséis no fui una chica muy rebelde y no tenía muchos permisos para salir, después me di cuenta lo que me estaba perdiendo y como sabemos, todos tenemos nuestro lorito, solo que el mío en ese momento estaba medio adormecido y de alguna forma lo tenía que despertar. A pesar que mi forma de ser es muy pedante o molesta, era difícil de cambiar, no hice mucho, pero… algo había logrado y cuando el chico me dijo eso, me di cuenta que mi loro estaba vivo y empecé a querer salir más y más…

En fiestas conocí muchas cosas, conocí el alcohol, la música(variada), la alegría, las consecuencias de exceso, las amistades, las falsedades , la fuerza, la igualdad y muchas cosas más que no entraran en contexto.(A pesar que nombre el alcohol no significa que yo sea muy alcohólica, siempre he tomado la misma cantidad ,pero como primera vez eso pegaba y fuerte jajaja; ahora no siento que haga mucho efecto pero eso tampoco da a que siga tomando, no hay nada mejor que tomar con prudencia ¿de qué sirve tomar tanto? si después no recodas nada y perdiste una noche de tu vida).

El loro, simboliza lo importante que es disfrutar en su momento adecuado, un adolescente jamás tendría en que ponerse de novio porque los chicos/as a su edad son muy tontos. Discuten, se celan y jamás suelen disfrutar lo que deberían disfrutar, porque el o la noviesita/o los vigila .Yo no estoy de novia, porque amo vivir y tengo mucho tiempo adelante como para eso. Ahora quiero disfrutar sola, porque si hiciera esto en una edad más futura no quedaría bien, mi viejo siempre dice todo a su tiempo y yo disfruto muy bien mi tiempo. Salgo, me río con amigos, hablo o bailo con desconocidos que jamás voy a volver a ver , pero fue lindo haber hablado con ellos, como no se bailar payaseo, pero más que nada soy feliz de una forma diferente a lo normal. Una forma especial,  porque están solo mis amigos al rededor y personas que comparten una misma idea, alimentando al loro con alegría.

El loro solo desaparece cuando la alegría personal deja de existir. Cuando el chico me dijo eso, pensé,  bueno lo dice porque él está de novio o se puso de novia(ahora que recuerdo el chico menciono algo así);Pero lo que él no sabe, es que se equivoca. Él tenía el loro, porque fue a un recital, bailo, rió, canto, salto. El bicho no muere porque tenemos responsabilidades o una boca por alimentar, el crece junto a nosotros, madura e empieza a disfrutar de maneras diferentes al adolescente.

Mi consejo personal para un adolescente,  es que se enamoren pero no se hagan los grandes, todos cometemos errores y este es el mejor momento para hacerlo, pero eso sí, no hagan que ese error sea su fin. Disfruten con prudencia, beban pero cuídense, quiéranse ustedes o a sus amigos por lo menos. Rían, pero tengan cuidado de que se ríen, pueden herir a alguien. Bailen, pero no para llamar la atención o impresionar a alguien, bailen porque les nace del corazón hacerlo.  Pierdan la vergüenza, porque eso es una cárcel que los encierra y evita que uno se haga notar. Nacimos con la intención de hacernos notar, no del pasar desapercibido.

Chicos rían, canten, lloren, corran, griten, salten, jueguen, miren, escuchen, pero porque el corazón los manda, pero más que nada no se olviden que tienen un futuro y no hay nada mejor que proyectar y actuar.

Hay que darle de comer al loro…

Escrito por La Piba del Block Buster

 

ETIQUETAS: