En los zapatos del otro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Me siento un poco desactualizada. Descubrí El Mendolotudo  no hace muchos días atrás (los cuales han logrado que mis mañanas y tardes laborales tengan un tinte diferente) y leyendo y leyendo, me di cuenta que muchas notas han sido leídas y al mismo tiempo vividas como propias por mucha gente, notando que la mayoría de el staff aprovecha su nota para hacer catarsis de momentos transcurridos.

Por lo tanto, y ya que los miércoles nos dan lugar a los lectores en esta sección llamada “Mendoza Escribe” (¡¡¡gracias mendolotudo!!!)  voy a proceder a hacer catarsis.

*aclaración, yo al igual que todos soy consumidora de productos varios  por lo tanto, soy cliente, y me quejo de la atención, de la forma de explicar de los vendedores,  de su soberbia, desinterés y disconformidad.

En  reiteradas ocasiones y variados rubros, cuando  ingreso algún recinto comprable a consumir, me encuentro con una señorita (la/el cual generalmente) me recibe  con una hermosa y expuesta cara de orto, a velocidad luz, pienso para mis adentros esto no va a ser fácil, ¿porque yo tengo que fumarme su cara de trasero? si es una (muy bien nombrada) mal cogida, si se le murió el perro o  tiene el ojete florecido con hemorroides  etc, no es mi problema. Gracias a esto he hecho todo tipo de cursos para atención al público y trato de hacer empatía con quien se sienta delante de mí, haciendo memoria de aquellas cosas que también vivo como cliente día a día, en incluso trato de recordar que no todos tiene porque entender los términos que para mí son cotidianos, que hay variedad de público y que  debo llamar a la tolerancia y comprensión.

A pesar de hacer todo es trabajo mental, físico, emocional y empático, siento extremadas ganas de tener un tanque de guerra y atropellarlos uno a uno, haciendo marcha atrás y verlos agonizar. (Perdón se me fue un poco la mano)

Situación laboral, línea aérea, la cual prefiero su nombre al igual que el mío se mantengan en  el anonimato. Cabe destacar que en este trabajo no hay libertad de expresión, como no sonreír, o explotar.

Me canse, Estoy Harta, agotada  de escuchar  pelotudeces, con las pelotas al plato, con el hemisferio izquierdo de mi cerebro al borde de la explosión (dígase de el lugar que almacena todo la información que uno piensa y no dice).  Ej.: cliente: deberían poner más aviones. Mi hemisferio izquierdo: tu mama no debería haber fumado cuando con estaba embaraza de vos,  estresada de descubrir día a día que gran parte del público (con excepciones, por supuesto)  tiene serios problemas trastorno mentales y una absoluta e impresionante falta de sentido común.  A continuación voy a citarles situaciones cotidianas, increíbles y generantes de vergüenza ajena, propias  y de algunos compañeros, para que puedan comprender  la difícil tarea de atender a esta especie exótica en constante expansión.

Para nosotros, un clásico:

Miss Furious: Buenos días, señor ¿en que puedo ayudarlo?

“Ser humano”: tengo un vuelo. (¿Educación y modales  te los llevaste a marzo y a la tumba no?, un “Hola” al menos la concha de tu re mil calcada hermana.)

Miss Furious: Si señor, ¿hacia dónde vuela? (acá es donde creen que uno debe saber a cuál de los doscientos cincuenta y un mil trescientos ochenta y ocho destinos probables)

“Ser humano”: (con tono de obviedad) a mayami.

Miss Furious: ¿en qué fecha vuela señor? (ahí nuevamente creen que una es la encarnación de achira y tengo un curso avanzado de lectura mental)

“Ser humano”: creo que el 14 o 15 (nuevamente)

Miss Furious: ¿De qué mes señor?  (Hemisferio izquierdo: huuuu, ayudaaaa)

“Ser humano”: (tono de obviedad nuevamente),¡¡¡¡¡de septiembre!!!!! (¿Y porque se supone que yo debo saberlo?, ¡¡ah!! Claro  es una obviedad así, como que también es una obviedad que vos fuiste gestado en el vientre de un hipopótamo)

Miss Furious: estimado señor, no está seguro de que sea 14 o 15 del  mes de septiembre, podría decirme su apellido por favor. (Sonrisa, templanza. Fingida)

“Ser humano”: juna ramón edilberto  surztoskyng (todo esto susurrando, hablando entre dientes, entonces ahí es cuando a demás de todo,  tengo q descifrar como se escribe el puto apellido)

Miss Furious: ¿con S, con Z, con i latina o y griega, doble t? (para estas alturas tengo reprimidas ganas cortar los cables de la PC e insertárselos cual imagen y audio de el DVD por el agujero de poto y verlo sangrar por los ojos).  La charla continua con este hilo, hasta que después de buscar, buscar y buscar, encontramos que el pasaje no es comprado en esta compañía….

Ejemplo claro y vergonzoso  de escasez absoluta de sentido común:

Solo citare alguno de los más cotidianos, estúpidos, e increíbles

Miss Furious: Buenas tardes ¿en que puedo ayudarla?

“Ser humana”: (sin saludo por supuesto) viajo con un pessho mañana( entiéndase el animal perro) a estadounido, quiero saber si, ….. ¿El pessho necesita pasaporte?

Hemisferio izquierdo: ¡¡¡¡¡ guat a fakk!!!!!!!  Realmente una hija de puta.

De por si no comparto la idea de aquellos que hacen sufrir a los pobres animales dopándolos y llevándolos en cajas de plástico durante horas  y dicen amar a sus mascotas. Pero los respeto.

No creo ser la única pero ante tanta ignorancia sobre algún tema , antes de presentarme en un sitio mostrando la cara, para hacer semejante pregunta pelotuda e ignorante, llamo a alguien , acudo a un teléfono, o nuestro queridísimo y salvador google, que todo lo contesta.

Por las mismas razones anteriores, sigo sin creer ser la única, pero  la paja es más fuerte y la tecnología salvadora de  nosotros los pajeros, antes tomarme el trabajo de ir al lugar , esperar 40min, y ser atendido para hacer una pregunta (ni hablar de esta pregunta) utilizo alguno de los anteriormente mencionados recursos. Honestamente no entiendo.

Ejemplo de Grandes problemas de atención y Audición claramente.

“Ser humano”¿Cuanto sale un pasaje a gualalunpur?

Miss Furious: 1654 dólares, tarifa final con impuestos

“Ser humano”: ¿Con todo incluido?

Miss Furious: (Va de nuevo)… Tarifa final con impuestos

“Ser humano”: ¿No tengo que pagar más nada?

Miss Furious: (Y dalee Carmencita con la chicharra) ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ tarifa final con impuestos!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Otro ejemplo de falta de atención y visión claramente disminuido:

Situación: un cartel muy, pero muy grande que dice sobre mi escritorio y prácticamente en mi frente Posición cerrada.

Escribiendo sin parar, con todos los dedos de mis dos manos y sosteniendo el tubo de el teléfono entre la oreja y el cuello, y moviendo mi boca, manteniendo claramente un dialogo.

Acompañado de una mirada fija y penetrante, se escucha:

¿Estas ocupada?

Miss Furious: (¿Y a vos que te parece infeliz?, no en realidad me estaba sacando la bombacha de la raya y pensando que agradable sensación).

Miss Furious: Si estoy ocupada (Sigo ocupada, y voy a seguir ocupada).

Reitero, mi capacidad de comprensión y tolerancia es más amplia de lo que yo creía, pero tanto, tantísimo, supera día a día mi capacidad de empatía.

Continuará…

Escrito para la sección “Mendoza Escribe” por Miss Furious