Enfermedades de transmisión sexual: ¿el preservativo me protege de todas?

El preservativo, forro, gomita, paraguas, pilotín, condón, fundita, profiláctico, etc; te protege de las enfermedades más graves como hepatitis B, HIV, hepatitis C, sífilis. Pero no por usar forro está uno exento de agarrarse un bicho, ni tampoco por estar con una persona más cheta o que conociste en un boliche más top. Acá abajo te enumero una listita de las enfermedades que se propagan por contacto piel-piel, y si se puede, cómo darte cuenta.

1) HPV: ésta es la más jodida para los “receptores”, ya seamos mujeres u hombres. Es el virus de las verrugas o papilomas, la mayoría benignos, por supuesto; pero hay un par que son oncogénicos, es decir, pueden ocasionar que el tejido que infectan se malignice, o más claramente, que forme un cáncer en el cuello del útero o en el recto o el ano. Desgraciadamente no se frena con el forro porque las lesiones no sólo aparecen en el aparato genital sino también en los alrededores. Si somos cuidadosos podemos inspeccionar la zona en busca de verruguitas, no es muy romántico, ya sé; pero es lo que se puede hacer. Si no tenés HPV: vacunate, es lo mejor. Es cara la vacuna pero es más barato que después tener el bajón de un Ca de cuello de útero. Si tenés: controles cada un año o cada 6 meses para controlar que no hayan lesiones.

Se puede ver así.
¡Así!

¡o así!

2) Herpes simple: antes se decía que el tipo I salía en la cara y el tipo II en la zona genital. Ahora es posible encontrar cualquiera de los dos en cualquier parte. Este virus se queda a vivir en las neuronas para siempre, y cada vez que nos bajen las defensas volverá a aparecer el muy puto en la misma zona por donde entró. Si aparece en otro lado es porque lo contagiamos con el rascado o por un nuevo contacto en otra zona. No trae mayores consecuencias que tener la molestia de un herpes en la pochola, la pinchila o el upite, y que el que lo vea se horrorice y salga corriendo.  Se trata con una pomadita con Aciclovir.

¿lindo no?
Así se ve en las chicas

3) Gonorrea: aunque el preservativo reduce la posibilidad de contraerla, no la elimina del todo. Es una infección bacteriana, por lo que es tratable con antibióticos SIEMPRE Y CUANDO uno se avive que la tiene y vaya al médico, porque no se cura con amoxidal 500 ¿eh? Si uno no se da cuenta, o no le da bola al olor nauseabundo que sale de nuestros calzones podemos llegar a quedar infértiles, que es una de las principales complicaciones, y si estamos embarazadas podemos transmitirlo a nuestros hijos durante el parto. ¡Ojito! Los síntomas generales para poto, pito y chucha son: ardor al orinar o defecar, secreción asquerosa y a veces, sangrado.

Secreción e hinchazón típica en la “uretritis gonocócica”
Bebé contagiado en el parto

4) Tricomoniasis: la Trichomona es un parásito chiquito chiquito de una sola célula a la cual le gusta habitar en la cachucha y pasear montada en el pitulín. No trae mayores complicaciones que ardor, picazón furibunda, flujo abundante, olor a tomuer. Una belleza. Además la Trichomona puede contagiarse por compartir toallas, bombachas, medibachas, o jacuzzies de telos. En los hombres es raro que habite, más que nada la transportan de una mujer a otra. Se encuentra fácil, y se cura con tratamiento.

Flujo blanquecino “espumoso” dicen los libros ajjjjj

5) Candidiasis: Es parecida a la anterior porque causa ardor, inflamación y flujo en exceso y oloroso. No siempre es transmitida por relaciones sexuales, es más, es frecuente en mujeres que son fanáticas de la limpieza de la zona y usan demasiado jabón y bidet. Por supuesto, disminuye la probabilidad de contagiarse si se usa preservativo. En los inmunodeprimidos como HIV o bebés, la Candida spp se anima y coloniza otros sitios… por eso no está tan bueno que los bebés duerman con los papás en la misma cama.

No es que se cogió una planta carnívora
En bebitos, se llama “mugget”
En el intestino de un inmunocomprometido

6) Mycoplasma-Ureaplasma: Son las bacterias más pequeñitas conocidas. Producen más o menos lo mismo que los otros: hinchazón, ardor, olor, lesiones feítas. Necesitan antibióticos. Pueden causar infertilidad. También causan infecciones en boca y ano, a los más picarones.

Cotorra con lesiones de Mycoplasma

7) Clamidia: Causan lo mismo que las anteriores. No siempre están, sin embargo, por eso muchas personas lo tienen sin saberlo. En algunas mujeres puede causar esterilidad, embarazos ectópicos o contagio al bebé en el canal de parto, ocasionando infecciones oculares o neumonía. Se tratan con antibióticos. También disminuye la probabilidad de infectarse con el uso de preservativo, aunque no desaparece.

Cuando el pitulín queda como atrapado por la inflamación, se llama “fimosis”. Dicen que duele como la mierda.

Me imagino que en la número 3 más o menos dejaste de leer y sólo miraste las fotos, pero en conclusión, el mensaje sería que aunque muy divertido, el sexo a troche y moche tiene sus consecuencias si no somos cuidadosos, y a veces aunque lo seamos. Por lo que, si no vamos a dejar títere con cabeza hay que estar muy atentos y, nobleza obliga, debemos comunicar a nuestras parejas si tenemos alguna de estas enfermedades. Mientras más nos cuidamos, menos circularán los bichos y más sanos estaremos todos.

ETIQUETAS: