Hoy fui al cine: “Hugo”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hola amigos amantes del Séptimo Arte. Hoy me encuentro acá delante de ustedes en una especie de Axel Kuschevatzky (pero versión mendocino y no tan careta) para contarles un poco las vivencias semanales de experimentar una película. Llamese Cine clásico, hasta estrenos y tambièn porque no alguna que otra película pochoclera, que solo sirve para divertir a un cierto público y hacernos cagar de embole a los mas grandes.

Mi intención no es criticar, sino informar al publico lector del Mendo, de lo que nos encontramos cuando nos sentamos a ver Cine. Aca voy:

Hoy les traigo a colación una pelí de estreno: Hugo.

Era un Jueves a la tarde y después de distenderme un poco, decidí que tenia que ver esta película; no se si para darle un poco de crédito a Martin Scorsese o para ver que onda lo que era el gran Johnny Depp como productor. O tal vez porque quería salir de mi casa a como de lugar, puesto que unas tías hincha pelotas habían tomado por sorpresa mi hogar.

Llegué al cine una media hora antes de que la película empezara y mientras daba vueltas por la alfombra haciendo la cola, no pude dejar de notar las colillas de las películas que se estrenaban en poco tiempo: Note con asco en mi garganta y furia en mis manos una nueva película titulada “Viaje 2: la Isla Misteriosa”…y estas fueron mis dudas:

1)    ¿Por que hay un Viaje 2…acaso alguien vio un Viaje 1?

2)    ¿Viaje 1 fue tan buena como para hacer una dos?

3)    ¿Hay gente que va a llevar a sus crios a ver esta película, habiendo tanta película buena para niños?

4)    ¿Será que la tecnología 3D va hacer abusos de los clientes pochocleros que van a pagar boludeces con tal de ver piedritas que se les vienen a la cara?

5)    Y esta es la mas grande de mis dudas…¿QUIÉN MIERDA LE DIJO A THE ROCK (que lo tiene como protagonista principal) QUE ERA BUEN ACTOR?…Es como ver un unitario extendido de Sebastián Estevanez, pero rodeado de pibes.

En fin, un suplicio para el ojo y la mente humana. Decidí distraerme rápidamente contando cuanto pochoclo caía del balde tamaño familiar que llevaba la parejita adelante mío.

Finalmente llegamos a la Sala. Antes de entrar, se me adelantaron dos niños de aproximadamente 8 o 9 años. “Malos Augurios” – pensé – “si los pibes vienen solos a ver esta peli, estamos en problemas durante la proyección.”

Pero por suerte, me equivoqué.

Llegue a mi asiento y me acomode. Las colillas empezaron, y también mi ojo critico se preparaba para descartar lo que sirve y lo que no.

Finalmente empezó la proyección de “Hugo”.

Este film, déjenme decirles, es TAN diferente a cualquiera de las colillas que hayan visto, que nos hace aplaudir de pie a los creativos de publicidad que promocionaron esta película. Como explicarles…es como si vos vieras la colilla de E.T. y terminas viendo Jurassic Park, bueno, algo así.

Hugo nos va a pasear por la Francia de la posguerra, con matices de muchos colores y una ambientación exquisita que solo Scorsese podría darle. Predomina un Ingles Británico en los acentos que le dan una distinción y mayor ambientación a la película.

Punto en contra Nº 1: Película Francesa hablada en Ingles británico, la globalización (una vez más) lo arruino para todos.

No quiero adelantarles demasiado la trama, pero solo diré que aquel que tiene un corazón cinéfilo, se le llenaran los ojos de lagrimas. Hugo nos lleva de la mano por aquellos años de Georges Méliès, por aquel gran film de principios del Siglo XX, que fue “Viaje a la Luna”. Una nostalgia tras otra en este aspecto. Una joyita en serio.

Punto en contra Nº 2: La película gira tanto en esto, que aquel que no es tan apasionado del cine, le costará entender ciertos aspectos, y puede que le resulte un film algo vacío.

Las actuaciones se mezclan de caras nuevas con actores consagrados y también con esos actores que nos llevan a decir “de algún lado lo saco a este vago”. Se destaca (increíblemente) la actuación de Sacha Baron Cohen (el flaco que hace de “Borat”).

El guión es fácil de entender y sencillo (clara intención de lograr que la película sea apta para todo público).

Punto en contra Nº 3: Lo largo de la película nos hace replantear el porque no fuimos al baño antes de entrar, o el porque no me llevé un almohadón para soliviar lo duro de la butaca. Para mi gusto, innecesariamente larga.

“Hugo” es una película tanto para disfrutar en familia, como para todo aquel que ama el cine y quiere reinventar su amor por el mismo.

Mi puntaje es 4 Mendolotudos (de 5 mendolotudos que sería como lo mejor de lo mejor. Me explico)

Nada más amigos cinéfilos y mendolotudos. Los espero la próxima entrega.

P.D: Como consejo final les digo…si ven que en una película actúa The Rock…NO VEAN ESA PELÍCULA. ¡Saludos!

También podes leer:
¿Son o se hacen cuando van al cine?

El año pasado escribíamos:
Miranda y esa hermosa costumbre de que los políticos mientan


ETIQUETAS: