6 documentales que te perturbarán por un tiempo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Antes de comenzar la nota, recomendamos no leerla por menores de edad ni personas sensibles, ya que cuando les digo que son perturbadores, realmente lo son.

Existen distintos tipos de cosas que pueden perturbar la mente de una persona. Básicamente, es perturbador algo que “te quita la paz o tranquilidad”. Bueno, justamente estos documentales me perturbaron.

El primer motivo es porque están todos son basados en cosas reales, hechos verdaderos que sucedieron, suceden y seguirán sucediendo en todo el mundo.

El segundo, es porque muestran cosas que la gente no quiere ver habitualmente, ya sea por asco, miedo o prejuicios.

La idea de escribir sobre esto no es para que vayan y descarguen los documentales, solamente es a modo informativo, es más, notarán que cambio un poco mi estilo para tratar de hacer una nota más del lado “periodístico” (aunque para esto hay que estudiar y como sabrán no soy periodista). Hago hincapié en que son documentales que en verdad me perturbaron.

Caso 1: “Libéranos del mal”

Todos conocemos que a nivel mundial existen miles de denuncias de abusos y violaciones a niños en contra sacerdotes de la iglesia católica. Pero lo que pocos saben es que un cura irlandés, acusado de cientos de estos hechos, camina libre en su país de origen gracias, en una gran parte, a la mismísima iglesia católica.

Este un documento periodístico crudo donde el padre O’Grady relata con una repugnante tranquilidad los actos que cometió y como la iglesia católica de EEUU, principalmente el hoy Cardenal Roger Mahony, se encargó de cubrir las denuncias contra este sacerdote.

Además del relato en primera persona del cura, el documental nos muestra a varias victimas, que rondan los 30 años, y cuentan con muchísimo esfuerzo las atrocidades que les toco vivir.

Nada más perturbador que ver al padre de una de las victimas llorando por haberle abierto la puerta de su casa a este pervertido.

Caso 2: “Paradise Lost”

En un lapso de unos 18 años una trilogía mostró el proceso, casi completo, en el cual 3 jóvenes de Arkansas fueron acusados de asesinar a 3 niños de 8 años en medio de prácticas supuestamente “satánicas”. Acá muestra como estos jóvenes perdieron buena parte de sus vidas tras las rejas por un hecho que no cometieron.

Con más de 6 horas de duración entre las 3 entregas, el documental sirvió para dar a conocer al mundo la historia de estos muchachos que fueron usados de “chivos expiatorios” ante la urgencia de la policía por acusar a alguien de este cruel crimen. Con mucha difusión mediática y el apoyo de figuras muy importantes finalmente, luego de casi 20 años estos 3 jóvenes (ya adultos) recuperaron la libertad.

Un caso similar pasó hace muy poco en Argentina y seguramente hayan escuchado hablar de él por algún medio. En el 2005 ocurrió la conocida “Masacre de Pompeya” donde Fernando Carrera fue perseguido por un móvil policial no identificable (o sea, sin las características distintivas de la policía) desde donde le dispararon 18 veces impactándole en el cuerpo 8 balazos. Luego de esto, el auto de Carrera, fuera de control, embistió y mato a 3 personas.

Fernando Carrera fue acusado de robo agravado, entre otras cosas, por lo que se le dictó sentencia de 30 años.

Enrique Piñeyro llevo adelante el documental “El Rati Horrow Show” donde se muestra como deliberadamente la policía manipuló la escena, los medios, toda la información sobre el caso y dejo todo armado para acusar a Fernando.

Luego de más 7 años, Fernando recuperó la libertad el 6 de Junio de este año gracias a la difusión mediática de su caso a través del documental.

El hecho que cualquiera puede ser acusado deliberadamente por un hecho que no cometió, ya sea por estar en el lugar equivocado o en el momento equivocado, es bastante perturbador para mi cabeza.

 Caso 3: “Bumfights”

Si alguien alguna vez vi la saga o fragmentos de la misma sabrá lo que realmente puede llegar a tocarte la mente. A algunos pelotudos les pareció gracioso filmar a vagabundos peleándose entre ellos por algunos dólares a cambio. A muchos más pelotudos les pareció gracioso ver esto y, como era de sospechar, los videos terminaron siendo famosos y recorren la web.

El hecho perturbador esta en la crueldad de alguien a quien se le ocurre pagarle a gente evidentemente necesitada y con algunos tornillos menos, para que se peguen entre sí.

Ojo me encanta el concepto de Jackass donde los chabones se maltratan a si mismos, ya que entiendo les gusta, se divierten y viven de eso, pero “Bumfights” ya es mucho para mí gusto.

Caso 4: “Zoo”

¿El nombre Kenneth Pinyan les suena? ¿Quizás si les nombro a Mr. Hands? No creo que lo conozcan, yo tampoco los conocía hasta hace un tiempo cuando se me ocurrió buscar algunos documentales para ver dentro de las listas del Festival de Cine de Sundance. Como dice el dicho cada uno es dueño de hacer de su culo un mundo, pero bueno a este ingeniero estadounidense se le fue la mano.

El documental cuenta la vida de Kenneth, nombre que saltó a la fama en el 2005 luego de morir a causa de una peritonitis derivada de  la lesión de colon que le produjo un caballo durante una penetración anal.

La trama relata como en un rancho de EEUU varias personas se reúnen durante fines de semana para practicar zoofilia con caballos. Un poco perturbador, ¿cierto? O quizás donde uno de los flacos se justifica diciendo que es “una forma de mostrar amor” como el amor por cualquier otro ser vivo.

Caso 5: “Earthlings”

En el 2006 se estreno un documental con 5 partes diferentes pero una temática: el maltrato del hombre hacia las distintas especies. Narrado por Joaquín Phoenix, es perturbador desde el inicio.

No voy a entrar en detalles ya que, como algunos casos de los documentales mencionados antes, mi cabeza no dio para procesar todo y opté por verlo de a pedazos y tratando de evitar las escenas que se van al carajo para mi gusto.

Las 5 partes en las que se divide el documental son: mascotas, alimentación, pieles, entretenimiento y experimentación. Con esto pueden tener una leve impresión de lo que se van a encontrar en los 95 minutos que dura el documental.

El hombre no merece ni siquiera llamarse animal.

Caso 6: Obedece a la morsa

¿Qué pensarían si les digo que existe un documental sobre la escena “gay underground” de Hollywood? Hasta ahí nada del otro mundo. ¿Y si les cuento que el protagonista es un transexual? Tampoco les llamaría la atención, es lo más lógico.

Pero el hecho está en que este transexual es conocido como “The Goddess Bunny” y presenta una deformidad debido a una mala praxis en su tratamiento contra la Polio.

El documental, que lleva su nombre, además de mostrar la escena “underground” de Hollywood, es un repaso por la vida de Johnnie Baima (nombre real de “The Goddess Bunny”). Su infancia trastornada por los abusos sexuales, su enfermedad, la mala praxis que generó su deformidad lo marcaron para toda la vida.

Un relato perturbador sobre una realidad que muchos ignoran o prefieren ignorar.

The Goddes Bunny pasó a la fama por un video publicado en Internet conocido como “Obedece a la Morsa” donde se ve un fragmento del documental en el cual realiza un baile de tap. La popularidad del video se debió a la mala leche de alguno que lo difundió como el mensaje subliminal de una secta satánica, cuando en realidad la historia atrás de este transexual es muy triste.

 

La realidad supera la ficción es una frase por demás trillada pero que se ajusta perfecto para los casos descriptos arriba.

También podes leer:
5 películas románticas que podes ver, sin sentirte un bala

El año pasado escribíamos:
Los quince de Eros: Rolling Stones

ETIQUETAS: