Cantinflas, el mejor cómico de la historia del cine

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde culillo me gusta el cine y por aquellas épocas, mi vieja me ilumino con las películas del, a mi entender, más grande comediante de la historia del cine.

Mario Moreno le dio vida a Cantinflas, un personaje popular, que mostraba la humildad, la inocencia y la simplicidad de la gente con pocos recursos de México y que luego traspaso barreras geográficas para convertirse en un icono del cine.

Se comenta que su personaje era admirado hasta por el mismísimo Charles Chaplin y por casi todo el mundo, principalmente de habla Hispana. Vale aclarar esto ya que, Cantinflas participó en algunas películas de Hollywood logrando un Globo de Oro y hasta cuenta con una estrella en la mítica pero no tuvo la repercusión lograda en Hispanoamérica debido a la barrera idiomática y a la particular forma de hablar de este “peladito” mexicano que tan bien interpretaba Mario Moreno.

Debuto a mediados de la década del 30’ en el cine pero recién en 1940 fue cuando su personaje fue reconocido, luego del éxito de la película “Ahí está el detalle”, frase que el personaje adoptaría como muletilla desde entonces. Después de esta película, Cantinflas pasó a ser un referente en el mundo del cine y seguramente lo será por siempre.

Ahora les dejo algunos extractos de películas, las primeras comentadas y después un par más para que disfruten de lo que es el humor sano, sin ninguna necesidad de caer en la vulgaridad. Muchos de los “discursos” de sus películas no estaban guionados, él simplemente seguía el personaje e improvisaba. Un genio realmente…..

Este fragmento, de la película “Un día con el Diablo” de 1945, es un ejemplo perfecto de cómo hablar sin decir nada, yendo y viniendo, mezclando ideas una y otra vez.

Pero no solo el habla era un don de Cantinflas para hacer reír, tal como pueden ver en la siguiente escena de “El Bolero de Raquel” de 1956. Definitivamente, sin decir una palabra, solo un artista como Mario Moreno puede hacerte cagar de risa.

Y también sus películas llevaban un fuerte mensaje social, ya sea por sus críticas al gobierno o por la condición de analfabeto del personaje. Tan lejos llegó su influencia que este discurso de “Si yo fuera Diputado” de 1951 parece repetirse aún hoy, aunque por personajes para nada cómicos…

Y se animó a darle un toque cómico al Aleluya en la película “El Analfabeto” de 1960, toda una proeza y una jugada arriesgada para aquellos tiempos.

La lista de escenas memorables de Cantinflas es interminable, acá les dejo algunas más. 

Una perfecta imitación de un borracho – Película “Gran Hotel” de 1944

Algo de picardía de Mario Moreno, aquí como Margarito en “El 7 machos” de 1950

El mejor sermón de la historia, por “El Padrecito” película de 1964

Enseñanza para educar un hijo en la película “Conserje de Condominio” de 1973

Para terminar, el verdadero concepto de La Burocracia en la película el “Ministro y yo” de 1975

También podes leer:
Las mejores notas de Cuentin Tarantinto

El año pasado escribíamos:
“Con eso no se jode”

ETIQUETAS: