Mundo Cool, la peor película animada del cine

Siempre es bueno rescatar películas que marcaron historia en el mundo del cine y también es bueno recordar aquellas que solo fueron una espina en el pie, y Mundo Cool para mi, fue una de ellas.

Se preguntarán «¿Por qué?»

Mundo Cool fue una de las primeras películas animadas que no pretendió mas que seguir el éxito «Quién engañó a Roger Rabbit» y que claramente no llegó ni a pasar por la vereda pobre de en frente. El film mezcla la fantasía con la realidad de manera desordenada, teniendo un realismo de interacción de forma casi amateur y muy mala, demostrandose con errores de movimientos entre los actores reales y los dibujos animados.

Pero ese no es el mayor de los traspiés, sino las miles de caricaturas que aparecen durante toda la película divirtiéndote solo los primeros 5 minutos y ya tornándose molestas hasta el final.

Protagonizado por Kim Basinger, la hermosa rubia malvada que está atrapada entre dos mundos, Gabriel Byrne su caricaturista creador y el estúpido y sensual Brad Pitt, no hacen más que demostrar un intento de película taquillera que no llegó a ser más que un mero recuerdo en este humilde crítico.

Argumento

La película tiene dos lugares de ambientación: El mundo real y «Cool World», un mundo de personajes animados llamados «doodles». Frank Harris (Brad Pitt) es un joven que tras la muerte de su madre, es transportado a «Cool World». Pero la película se basa en el caricaturista Jack Deebs (Gabriel Byrne) que es encarcelado porque intenta asesinar a un hombre al que encontró acostandose con su mujer. En su tiempo en prisión, Jack tiene ilusiones con «Cool World» y con una sexy doodle rubia, llamada Holli Would (Kim Basinger) que lo seducía con frecuencia. Después de eso, Jack empieza a crear un cómic basándose en las ilusiones de «Cool World». Cuando sale de prisión y regresar a su casa, en Las Vegas, Jack es llevado a «Cool World» por Holli.

Jack y Holli desean tener sexo, pero Holli solo lo quiere para conseguir ser humana e ir al mundo real. Sin embargo, las relaciones sexuales entre los doodles y los noids son ilegales, porque ello rompería el delicado equilibrio entre los dos mundos. Frank Harris y su ayudante Nails, la araña, vigilan a Holli y a Jack para que no cometan el acto ilegal. Frank tiene una relación sentimental con una hermosa doodle de cabello negro y piel blanca llamada Lonette, pero no pueden consumar su amor por la misma razón que Jack y Holli.

ETIQUETAS: