Particular opinión sobre el “padre de la democracia”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hoy, 10 de diciembre, asumió la presidencia Raúl Alfonsín, proclamado como el “padre de la democracia”, ya que ganó por elecciones libres luego de 7 años de dictadura militar. Es muy fácil encontrar cientos de documentos, notas, informes, palabras a favor y en contra de esta fecha y de este presidente, pero lo que nos ha llamado poderosamente la atención es la pequeña publicación de un mendocino al respecto.

¿Y por qué nos ha llamado la atención? se preguntarán: pues porque con dos simples párrafos este mendocino, llamado Manolo Giménez, nos ha demostrado claramente que estamos nadando en la misma mierda de siempre, que las cosas no cambiaron ni antes ni después y que nuestros políticos, sean del bando que sean, siempre han cometido la misma clase de errores. En fin… 30 años después no aprendimos nada. Los radicales y opositores se rasgan las vestiduras por la entrevista de la farsante Hebe de Bonafini al torturador, asesino y dictador César Milani, pero hace 30 años, aquel al que ahora idolatran y ponen en el pedestal del honor y las buenas costumbres hacía esto:

Un demócrata con creatividad

De aquel día en que asumió la presidencia Raúl Alfonsín, recuerdo especialmente el momento en que vi jurar, con el cargo de ministro de Obras y Servicios Públicos, al ingeniero Roque Carranza. Me llamó la atención, porque el antecedente más notorio de este funcionario era el de haber colocado un aparato explosivo en la boca del subterráneo, en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, el 15 de abril de 1953, durante una concentración de la CGT en apoyo al gobierno de Perón, dejando como saldo seis víctimas fatales, 93 heridos y 19 lisiados permanentes.

Si no se tratara de un episodio tan espantoso, diría que el «padre de la democracia» le puso un toque de originalidad, casi chic, a su gabinete, al poner a cargo de las obras públicas a un terrorista del transporte. Si no me equivoco, hay también una estación de subte que lleva su nombre. Democracia juguetona la nuestra.

Escrito por Manolo Giménez para la sección:

ETIQUETAS: