Pasaje a otro mundo “Leer es una de las formas de la felicidad”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para todas las personas leer significa algo distinto, para mí, es un salvavidas, un escape, una vocación, un bendito boleto a otro mundo que me aleja del real, que a veces es muy duro.

Pocas cosas me atraen más que un libro que estoy esperado hace mucho tiempo, casi nada supera la satisfacción y  alegría total de tenerlo en mis manos, y no hay muchas cosas que me entristezcan tanto como terminarlo.

Son hermosas páginas y paginas de palabras que son tan importantes, tan expresivas y tan medicinales como la cura contra alguna asquerosa enfermedad.

Como muchas personas, en la secundaria me han insultado, agredido y lastimado, pero, lo que a mí me diferenciaba de todas las otras víctimas, era que tenía mi precioso libro guardado en la mochila, en el cual me sumergía todas las mañana, mi libro era un muro gigante que me protegía, detrás de él yo me ocultaba, alejándome de todo y todos.

Leía cada minuto que podía, en los recreos, en el auto, cuando la profesora repetía un tema que ya me sabía, mientras esperaba para entrar al salón de baile, y cuando mis amigas hablaban de algo que no me interesaba o de personas que no conocía, lo cual sucede seguido. Leo porque prefiero entender un mundo imaginario que el mundo real, por que en mis libros siempre soy la heroína y nadie logra vencerme.

Mis libros me seguían, me entendían, me ayudaban, me proporcionaban otro mundo más interesante y emocionante, no me juzgaban, solo estaban ahí para mi, esperándome.

Leyendo me rio, me enojo, puteo, lloro y me enamoro. La gente me mira, me señalan con el dedo juzgándome de loca, pues es una suerte estar loca, si eso me hace distinto de ustedes, pienso y sigo leyendo.

No hay día más feliz que los que voy a la librería, donde se que me esperan millones de libros nuevos con su particular y asombroso olor, esperando unirse a mi muy alimentada biblioteca, la cual mi mama y yo construimos con particular y feliz esfuerzo.

A veces es muy difícil enfrentarse a un mundo tan inquieto, tan cambiante, es más seguro y fácil escaparse a un mundo donde todo ya está escrito, donde todo el mundo sigue un guión y donde el bien siempre triunfa sobre toda la mierda.

Escrito por Ruluu para la sección:

También podes leer:
Papá

El año pasado escribíamos:
Cosas que dividen a la gente en dos bandos 

ETIQUETAS: