¿Qué es improvisar? Todo lo que tenes que saber

En el día a día, me encuentro muy a menudo con gente que me pregunta que hago de mi vida. Después de eliminar la monotonía de las respuestas simples, diciendo que estudio, de que trabajo o a que dedico mi tiempo libre, me gusta tirar el comentario de que hago improvisación teatral. Me llevo casi siempre la sorpresa de que la persona a la que le cuento no sabe que es ni de que se trata. Sorpresa por varias cosas…

Sorpresa porque, siendo una de las provincias pioneras de la materia (de todo Argentina y Latinoamérica), todavía hay gente autóctona que no conoce la gran movida que tiene.

Sorpresa porque, siendo una actividad tan inclusiva y simple, todavía haya gente que nunca la practicó.

Sorpresa, porque es una forma tan especial de conocer gente, exteriorizarse a uno mismo y formar grandes amistades, que me parece increíble que la persona que tengo en frente nunca la haya escuchado mencionar.

Quizás vos seas una de esas personas que nunca escucho del tema…

Por eso, permitirme contarte bien resumido, que es lo tan especial de esta actividad y porque deberías conocerla:

Improvisar es entender que el regalo más preciado que la vida nos dio es el de hacer reír.

Improvisar es conocer la creatividad que nunca supimos que teníamos.

Improvisar es saber que en la seriedad, a veces se pueden encontrar las situaciones más graciosas.


Improvisar es entender que, más importante que la decisión que uno toma, es la actitud que uno le pone.

Improvisar es saber que con un poco de acción, se puede lograr cualquier cosa.


Improvisar es saber tomar un riesgo, solo porque la vida nos da la oportunidad de hacerlo.

Improvisar es saber que estamos conectados por algo más que la palabra.


Improvisar es entender que lo único que marca quienes “somos” no es lo que hacemos, sino como lo hacemos.

Improvisar es entender que tu compañero es la mejor herramienta para contar una historia.


Improvisar es tomar la chance de exponerse, con la única garantía de que nuestro corazón tiene la valentía para hacerlo.

Improvisar es encontrar a la gente que comparte y disfruta tus mismas flasheadas.


Improvisar es saber que en la peor tempestad, siempre se puede encontrar un rayo de luz.

Improvisar es saber que el tiempo bien usado, no hace más que hacernos crecer.


Improvisar es saber que siempre va a haber un amigo para bancarte cuando estes perdido.

Improvisar es tener prioridades, saber qué es lo primero.


Improvisar es saber que los traspiés siempre se pueden resolver riéndose de uno mismo.

Improvisar es volver a ser un niño. Volver a sentir el alma rejuvenecida. Volar en un mundo que nos mantiene pegado al suelo.


Improvisar es saber que la vergüenza es solo una barrera que ponemos para llegar a nuestra verdadera libertad.

Improvisar es dar rienda suelta a ese pedacito de espíritu que el formalismo nunca nos dejo liberar.

Improvisar es vivir cada día y cada escena como una oportunidad única.

Improvisar es formar una familia con la gente que comparte tu misma pasión.


Improvisar es encontrar la ironía de que las personas más distintas tienden a construir las creaciones más hermosas.

Improvisar al igual que la vida, te enseña que el camino acompañado no es más corto, pero si más divertido.


Improvisar es demostrar que se puede hacer mas ocupándose que preocupándose.

Improvisar es dejar de ser héroes, para ser superhéroes.


Improvisar es entender que detrás de cada alegría, hubo una persona que la construyo.

Improvisar es entender que la negación no nos lleva a ningún lado y la afirmación es la llave para cualquier aventura.


Improvisar es no esperar un futuro, si sabemos que el mejor momento para vivir es nuestro presente.

Improvisar es transformar la locura en un lenguaje común.


En fin…

Improvisar es dejar de ser un esclavo de la realidad para pasar a ser su dueño.

¿Qué esperas para ser el dueño de la tuya?

PD: ESTE 22 LA ROMPEMOS ASCENSO QUERIDO!!! 

ETIQUETAS: