¿Son o se hacen cuando van al cine?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No entiendo, hasta el día de hoy si las personas que van al cine son o se hacen. Desde hace ya unos cuantos años tenemos cines bastante elegantes, con buenas butacas y en especial con buen sonido. Como sabemos, todos estos cienes son de cadenas extranjeras, ya sean norteamericanas o australianas, el caso de nuestra provincia. Pero además, han impuesto el maldito pop corn, el hielo con gaseoso o cualquier otra cagada que puedas comer.

Si bien cuando éramos chicos íbamos a los cines del centro, Lavalle, Gran Rex, Mendoza, America, o los de Godoy Cruz, etc., etc., era todo un acontecimiento, primero porque pasaban dos películas, de las cuales una era la mas o menos y la otra la mala, que muchas veces era mejor que la que íbamos realmente a ver. Además, para los intervalos entre las películas pasaba de todo, corrías por los pasillos, si te animabas subías al escenario y bailabas como Sandro después de ver la carpita del amor o cualquiera de esas donde trabajaba el negro Olmedo y Porcel.

Otra de las cosas interesantes, era que pasaba el vendedor de golosinas, y a lo máximo que podías aspirar a comprar eran los caramelos sugus y confitados. Para los que podían llevar unos mangos más, comprarse las galletas merengadas, mellizas, rumbas o amor era genial. Algunos optaban por el maní con chocolate o el bombón helado, pero lo máximo era comprarse la gaseosa.

Pero algo imbancable, era la mezcla de personajes. Allí se encontraban todas las clases sociales y eran un quilombo, nunca faltaban los que no te dejaban escuchar la película, los que escupían, los que apoyaban las patas en el respaldo y te daba en nuca o la cabeza, los que franeleaban, los que se pajeaban, bueno, era una mezcla de todo tipo, hasta los que se hacían la rata en época de clases te los encontrabas por allí.

Pero hoy en día, esta cuestión tan yanquilandia que se ha impuesto me rompe las bolas.

Hoy en día para el que no lo sepa el sonido es fundamental, y los cines actuales tiene un muy buen sonido, lo triste es que no falta el pelotudo con su cajita de pororo y su hielo con gaseosa o los que van con esas bolsas de papas fritas lays que hacen un quilombo bárbaro. Tampoco falta el estúpido que deja prendido el celular o la que lleva al bebe al cine y empieza a llorar.

A ver manga de tarados, entiendan, el solo hecho de meter la manito en la caja de pororo hace ruido, y hay que ver la cantidad de tarados que están con esas cajas. El solo hecho de mascar el pororo se escucha y molesta, burro inservible.

Aprende, de una vez por todas, que te curran con la gaseosa, si compras una, trata de comprarla sin hielo, en caso contrario no jodas con los hielos o tratando de absorberlos con la cañita, eso molesta animal.

Enfermo de mierda, para que compras papas fritas, te gusta joder a los demás haciendo ruido con esa bolsa de mierda, lo mismo va par los tarados que dejan el celular prendido o que van con bebes, díganme animales, no vinieron antes a estos cines a ver una película, o es que lo hacen porque quieren joder a los demás ante su desgraciada vida. Esto solamente está permitido para los niños, los niños son niños y punto, pero a ustedes grandotes pelotudos, parece que no les da la cabeza.

Para todos ustedes, tarados, si quieren comer papas fritas, pororo y tomar gaseosa viendo una película háganlo, pero en sus casas, no vayan a hacerse los pistola con sus parejitas al cine, molestan, mejor es que compren la bolsita de pororo de microondas y se quedan en sus casas, jodiendo con sus amigos, pajeándose o franeleando, no nos rompan las pelotas con sus ruiditos de compras inservibles.

Estúpido, apaga el celular, no sos un empresario tan pero tan solicitado, sos un gil de cuarta que no podes hacerlo.

Y señora mamá, se que no le gusta estar encerrada, pero usted sabe que su hijo puede ser una gran molestia, no nos encierre con el en el cine, no es culpa nuestra que no pueda disfrutar en ese momento, trate de no pasarnos su frustración a nosotros.

Entonces, a todos estos tarados les digo, al cine se va a disfrutar de la película, por más que sea mala, y a disfrutar del sonido, por lo tanto, metete la mano en el ojete o en el ojete de tu novia y no jodas haciendo ruidos.

También podes leer:

Una vuelta por los dibujos animados del pasado

Personajes más molestos de la vida cotidiana, hoy veremos: Los densos del cine

ETIQUETAS: