Y vos… ¿Qué pensás de Las Heras?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Debido a la gran cantidad de lecturas, diversidad de opiniones, quejas, puteadas, denuncias a distintos organismos de diversas competencias, dedicatorias frondosas a nuestras madres y abuelas y una catarata de obscenidades y aplausos contínuos hacia el mentor de “Las Heras según un laserindio” es que decidimos armar esta archi – mega – nota zarpada en contenido de altísimo rigor periodístico donde el lector podrá exponer libremente toda su opinión sobre Las Heras.

Entonces, querido lector, tómese el tiempo para explayar su abanico y glorifique o defenestre a este gran departamento, desbúrrenos iluminando las bellezas y atracciones de esta tierra u opaque y castigue con los peores improperios a Las Heras.

No malgaste su tiempo y recursos enfocando su opinión hacia mares sin puertos sino que concéntrese en ser lo más objetivo posible.

¿Es Las Heras un departamento espejo de la más pura realidad mendocina, o el refugio de todos los ladris de la provincia?, ¿Su amplitud y apertura mental permiten que conviva el más humilde de los villeros con el más cajeta de los chetos, o son todos chorros en distintas escalas sociales? ¿Las chicas más lindas y con la mejor actitud viven en las Heras o son todas facilongas tiragoma? ¿Sus políticos son los más territoriales y cercanos al vecino o los más caudillistas y atorrantes? ¿Sus calles son tranquilas y nostálgicas, llenas de niños jugando y señoras tomando mate en la vereda o viven todos enrejados y con miedo a que los afanen las 24 horas del día? ¿Tiene los lugares turísticos más hermosos de la provincia o el descuido y el chantaje hacen que los mismos se estén perdiendo y destruyendo con el tiempo? ¿Huracán las Heras es el club más representativo de la pasión menduca o una banda de malandras y barrabravas? ¿Es lo mejor o lo peor de Mendoza? ¿Qué piensa querido lector?

Desde El Mendolotudo no tenemos absolutamente nada en contra de Las Heras, es más, recuerden que nuestra mayor popularidad provino de una belleza vendimial que supo darse besos con otra señorita.