Rutina de mujeres en una noche de boliche

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Primero y principal tardamos horas en arreglarnos. Tenemos que pensar como peinarnos, pintarnos y si usamos vestido, falda, calza o pantalón, llamamos a nuestra amiga y le decimos “¿Vos que te vas a poner?”, nunca voy a entender porque siempre si nuestra amiga se quiere poner una maldita falda nosotras también nos ponemos una, estoy segura que si nuestra amiga se pone un conchero nosotras también nos lo pondríamos. Tardas tu tiempo en pintarte, sin siquiera pensar que vas a estar bailando toda la noche y al final te queda la cara perfecta para ser la portada de la película “Casa de cera”

Después de peinarte, vestirte y pintarte, vas al boliche y haces una cola interminable. Como mujer chusma, escuchas las pelotudeces que habla la muñeca que tenes atrás y te bancas como todas las suricatas salvajes empujan por entrar, con la vena inflada como el grosor de un matafuego porque las minas pasan con la paja del mundo y ya esta por terminar la puta lista free. Pasas al boliche justo un minuto antes que termine la lista, el 99,9% de las mujeres que entran lo primero que hacen es ir al baño. Nunca voy a entender esa maldita costumbre que tenemos. Vas te compras algo para tomar y observas el territorio.

Nunca falta el feísimo que te saca a bailar mientras que a tu amiga le toca Brad Pitt y con un champagne en la mano. Como tenes que hacerle el aguante, bailas con aquel al que la natura no bendijo, te tira chamullos y te haces la boluda. En el momento que te pide que le des un beso ya lo miras con cara de haber chupado un limón, mientras tanto tu amiga esta como media hora absorbiéndose al papichulo como una aspiradora. Después empiezan las señas, que tu amiga nunca las entiende cuando esta con uno rico, pero se las sabe de memoria cuando a ella le toca el feo.

Vas, das una vuelta y siempre está la mina que le agarran convulsiones para bailar, los que te quieren dar un beso desprevenida y lo miras con cara de Greench (en algunos casos), los que te tocan el culo te das vuelta y se hacen los pelotudos mirando para otro lado, no falta tampoco que le digas a alguien que tenes novio (ya ni tu mamá te la cree). También está la rondita de subnormales que cuando pasas por el medio te violan con la mano, los pelotudos que te tocan el pelo, nos tardamos horas peinando la peluquita para que venga este espécimen y te despeine tu cabellera de potra salvaje y obviamente nunca pueden faltar los chamullos menos originales con  los que creen que van a conseguir una noche de sexo desenfrenado. Algunos tales como:

“Nunca había visto una chica tan linda como vos”, “¿Donde estuviste toda mi vida?”, “¿Porque tan linda y tan sola?”, “Tan linda y sin novio”, “Sos la única que ví en toda la noche”, “Me enamoré”, “Daría lo que sea por un beso tuyo”, “¿Venís seguido por acá?”…

Después de horas escuchando los mismos chamullos volves a ir al baño y pareces un mono titi con resaca. Luego observas a los del pedo psicológico que se hacen los borrachos a las 6 am pensando que así van a levantar alguna mina. Empiezan a pasar canciones como «La Gasolina» de Daddy Yanke, «Dile» de Don Omar y un popurrí de Arjona y Los Pimpinelas… eso significa taza taza cada uno a su casa.

Y así concluyen las noches de boliche para nosotras las mujeres.

Escrito por Wonder Woman para la sección:

ETIQUETAS: