Típicas cosas que hacemos cuando prendemos la compu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Se han dado cuenta que cada vez que encendemos la compu, estamos pendientes del tiempo que nos tomamos hasta que se inicie?

Algunos optan por hacer otra actividad para ganar tiempo: vas al baño, pones el agua para el mate, te pones el entre-casa, abrís la heladera, sacas al perro, e infinidad de posibilidades que seguro vos y otros hacen.

Pero algunos, los trastornados, los impacientes, los acelerados, los perseverantes, etc, le dedican el alma y la vida en esperar segundo por segundo mientras que inicia nuestro sistema operativo.

La computadora, no se prende rápido, a menos que la acabes de sacar de la caja. A medida que le instalas software, antivirus, música, películas (xxx for men), juegos, fotos, cookies de internet, etc, la nena se baquetea y empieza a andar medio pelo. Ahí es cuando te preguntas si el i5 que te vendió el pibe Garbarino funcaba bien y duraba. Se llamaba Hernán y tenía chivita. Juro por mi vida que ese día tendría que haber ido a Fravega, ¿o no Darín?

La compu se vuelve lenta, ¿eso qué quiere decir para nosotros? Que esa inmediatez constante que buscamos, muere en frente de nuestros ojos.

Algunas situaciones de la vida en que padecemos esta circunstancia:

  • Llegas a casa de laburar a las 21. Te agarraron ganas de cagar a las 14 pero no te gusta el baño de la oficina. Llegas traspirado y apurado. Tu pareja no está y no podes pedirle favores a nadie. Te desvías del camino del baño para pasar rápidamente por tu escritorio, solo para encender y poder ver eso que no te dejaba abrir en el celular. Te cagás, te cagás y te cagás más pero tenés que ver ese mail urgente y la compu como siempre, no inicia rápido.
  • Llegas a casa y venías en el bondi de hora pico. Las ventanas cerradas y pasajeros colgados de la ventana. Al lado tuyo está el chabón barbudo tipo leñador que larga olor a virilidad. Vos estas todo mojado y pegoteado. Llegas rápido a casa y tu ansiedad por ver si te “megustearon” se vuelve insaciable. Prendés la compu y esperas. Hay ropita colgada afuera, bien fresquita. Pantuflas secas y acolchonadas. Una canilla que te puede mojar la cara. Pero no, te quedas esperando por que la compu como siempre, no inicia rápido.
  • A las 20 en el bar. Mirás la hora mientras abrís la puerta de tu casa, “20:15”, ¡CRAP! Entras rápido y te vas sacando la ropa en el pasillo. Se te traba el pantalón en el zapato. Te quedas en ropa interior y vas prendiendo el agua caliente de la ducha. Pero sin embargo nunca falta apretar el botón de tu compu para ver si alguno de los chicos te puede pasar a buscar. Comienza a salir vapor del baño, vos agarras la toalla y mirás, sentado, como se inicia la pantalla de tu Windows. Tu vieja te grita: “¡ya está con el agua!”, y vos recién estás abriendo Chrome.
  • Estás inspirado. Venías por la bici senda de Godoy Cruz caminando por el pastito. El ambiente te agasaja y te purifica. El rayito de sol en la cara, la sombra de los árboles, el olor a arenero, las risas de los niños, un flaco sentado en un banco tocando la gaita, culos de ciclistas. Estás en tu auge, estas llegando al “nirvana”. Congratulations! Estás inspirado. Corrés a casa y tenés que escribirlo ya en un Word. Prendés la compu y esperás. Te llega un mensaje al cel pero no podés desviar la cabeza en otra cosa. Esperas y esperas. Bill Gates se te caga de risa en tu cara y te manda una actualización mientras vos estas poniendo la contraseña.
  • Hay veces que solamente estás ansioso. Apretás el botón para encender y esperas sentado. Sabés que hasta llegar a escribir la contraseña tenés 47 segundos. Tenés que esperar 2 minutos y medio para iniciar sesión. Y una vez que se desplegó tu escritorio, sabés que si cerras rápido Skype y todas las actualizaciones de virus, apretás 6 veces “actualizar” y 8 veces F5, tu compu ya está lista para comenzar. Sin embargo, los más detallistas también tienen sus técnicas en internet. Cuando abren su Chrome, Mozilla o Explorer (asumo que todos usan Windows), abren una nueva pestaña vacía y cierran la página de inicio. De esa manera se carga rápidamente el interfaz del navegador. Luego con el botón de la ruedita abren todas sus páginas en distintas pestañas.

Sin más preámbulos, algunas de las otras opciones que prefieren los usuarios: Hibernar, Suspender, Apagar (hay que apagarla regularmente, creo), desactivar los programas que abren automáticamente (Skype, McAfee), y más mañas que seguro vas a querer compartir con nosotros abajo.

Los dejo gente, gracias por todo y recuerden: Que la compu sea presa de ustedes, y no ustedes de ella.

Escrito por Tank Zappa para la sección:

ETIQUETAS: